Meriendas saludables para fiestas infantiles

¿Quieres sorprender a tu pequeño príncipe o princesa con una merienda deliciosa el día de su cumpleaños? Entonces no dejes de leer este post.

Hoy compartimos con tod@s vosotr@s algunas pautas para la elaboración de almuerzos y meriendas saludables para las fiestas infantiles. Sabemos que hay cada vez más mamás que apuestan por una alimentación sana y natural para sus hijos. Se nos ocurren muchas formas divertidas de hacer que los niños prueben nuevos sabores y comiencen a generar una conciencia en cuanto a una alimentación adecuada. Y como en el Jardín d´Ana nos encantan las mamis pro-activas y detallistas tenemos aún más ganas de proporcionar ideas originales, para que las pongáis en práctica.

Dependiendo de la estación en la que vuestr@ hij@ cumpla años, podéis elegir no sólo el lugar para la gran celebración, sino también los ingredientes que vais a utilizar para la preparación del menú. Es muy importante tener en cuenta además la edad del niñ@ y la de sus invitados para calcular la cantidad de productos que necesitáis comprar y de cuantos platos debe componerse el menú.

Si podéis evitar incluir en el almuerzo/merienda los refrescos con gas, bebidas azucaradas, snacks y frutos secos fritos (con mucha sal) sería una buena manera de comenzar. Son alimentos más bien nocivos para el pequeño organismo que está desarrollándose y creciendo. Por eso, si optáis por el agua, por los zumos naturales o batidos tipo smoothies sería genial o ¿por qué no hacer limonada de diferentes sabores? ¿Pero cómo mantengo los zumos frescos hasta la hora del almuerzo/merienda? Podéis prepararlos el mismo día por la mañana y refrigerarlos bien, así pueden aguantar hasta 12 horas sin perder su sabor y valores nutritivos. La limonada preparada con limones y extracto natural de stevia (o miel) sería una opción saludable para los calurosos días de verano. Se puede presentar en dispensadores de bebida de cristal o simplemente en jarras de cristal, al igual que el zumo. Se puede innovar en cuanto a bebidas “fresh” de piña o sandía. Las bondades de estas dos frutas para la salud de un niñ@ son innumerables, además se puede utilizar la propia corteza de la fruta para la presentación en la mesa, pues tanto la piña como la sandía se pueden vaciar y nuevamente rellenar con la bebida preparada. Bastaría con colocar un pequeño grifo en la base para que los invitados se puedan servir solos.

Para el aperitivo podéis optar por las clásicas bandejas variadas de mini-bocaditos de tortilla (tortilla de patatas con tomatitos cherry; tortilla de patatas, calabacín y cebolla; tortilla de alcachofas, acelgas y ajos tiernos) empanaditas caseras, ensaladilla rusa y algunas olivas.

Para el almuerzo o la merienda podéis elaborar crèpes o tortitas de harina integral en vez de ofrecer bocadillos o pan de molde (pues éstos últimos contienen muchos azúcares y harina de trigo). Además debéis preparar diferentes rellenos para los crèpes. A continuación compartimos algunas ideas: pisto, verduras, carne de ternera con salsa de tomate, ensaladilla de pollo con aguacate, mix de 5 quesos, etc. Si colocáis cada relleno un bol diferente y pegáis una etiqueta con los ingredientes en el bol, cada niño optará por el sabor que más le guste. Aseguraos de tener una gran variedad de rellenos.

A la hora del postre, podéis sorprender a los invitados de vuestr@ hij@ con un carrito o mesa de fruta. Comprad mucha fruta: mango, sandía, melón, piña, uvas pero sobre todo, frutos rojos como las fresas, cerezas, frambuesas, arándanos, grosellas, etc. No menciono las manzanas, la pera y el plátano porque se oxidan con facilidad y el aspecto marrón que tienen no llama la atención de los niños. Si usáis vuestra imaginación podéis hacer creaciones realmente maravillosas, con la ayuda de un práctico utensilio de cocina como la cuchara parisina o “sacabolas”. Una vez preparadas las bolitas de fruta, podéis hacer brochetas de fruta. Son deliciosas y si las presentáis bien, serán la atracción de la fiesta.

En cambio, los frutos rojos los podéis usar para adornar el mousse de queso o la tarta de cumpleaños del peque. Debéis colocar el mousse en recipientes individuales y, por encima, esparcir los frutos rojos. Si hacéis gelatinas de fruta natural (con el zumo de naranja o piña), seguro que acertáis, a los niños les chifla la gelatina.

Para los cumpleaños que se celebran en verano, una refrescante idea para el postre serían los polos (helados) de frutas. Existen muchísimas recetas en Internet, aquí compartimos una que nos gusta en especial polos de sandía

Si os gustan los lácteos, una muy buena decisión es ofrecer a los peques leche preparada con muffins o galletas caseras.

Y por supuesto, ¡en ninguna fiesta de cumpleaños puede faltar la tarta! No obstante, si los niños tienen entre 1-5 años, la tarta no debe ser pesada, más bien tiene que tener un sabor ligero para no causar indigestión. Podrías preparar una tarta de manzana sin azúcar añadido o un pastel de mousse de limón. Cualquiera de las dos opciones sería un broche final sabrosísimo.

Si vuestro trabajo no os permite encargaros de la fiesta de cumpleaños, nuestros colaboradores de la La Baguetteria de Elche os pueden asesorar y elaborar un menú de catering frío igualmente saludable y delicioso  .

¡Esperamos que nuestras ideas os sirvan de inspiración!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *